La Gala Solemne del Ier Festival Internacional para Música de Niños, Adolescentes y Adultos con Trastornos Auditivos „Ślimakowe Rytmy” [„Ritmos Cocleares”]

Home / Noticias / La Gala Solemne del Ier Festival Internacional para Música de Niños, Adolescentes y Adultos con Trastornos Auditivos „Ślimakowe Rytmy” [„Ritmos Cocleares”]

La Gala Solemne del Ier Festival Internacional para Música de Niños, Adolescentes y Adultos con Trastornos Auditivos „Ślimakowe Rytmy” [„Ritmos Cocleares”]

La Gala Solemne del Ier Festival Internacional para Música de Niños, Adolescentes y Adultos con Trastornos Auditivos „Ślimakowe Rytmy” [„Ritmos Cocleares”]

El Solemne Concierto de Gala, celebrado el día 16 de julio de 2015 en la sala de conciertos  de Witold Lutosławski de la Radio Polaca, con la participación de los músicos de la Orquesta de la Radio Polaca bajo la batuta de Krzesimir Dębski, fue el punto de culminación del Ier Festival Internacional de Música para Niños, Adolescentes y Adultos con Trastornos Auditivos „Ślimakowe Rytmy” [„Ritmos Cocleares”]”.

El festival es un proyecto original del Profesor Henryk Skarżyński, quien en el 1992, como primero en Polonia, realizó la cirugía de inserción de implante coclear en una persona sorda. El objetivo del evento es enseñar al mundo entero que gracias a los logros de la ciencia y de la medicina contemporáneas, los problemas auditivos no constituyen ningún obstáculo para que uno pueda dedicarse profesionalmente a la música o desarrollar el talante vocal. El festival ha demostrado las posibilidades de las personas que, después de la inserción del implante coclear, no sólo se comunican sin problemas con los demás, sino también tienen oído musical ¡y una pasión que llena sus vidas! Gracias a ello cantan, componen, tocan distintos instrumentos, graban discos profesionales. Son una viva prueba de que gracias al increíble avance tecnológico en la ciencia y en la medicina, incluso los trastornos auditivos graves no tienen que ser un obstáculo a la hora de perseguir una carrera musical. Al organizar el Festival, el Prof. Henryk Skarżyński ha querido ayudarles en la realización de sus sueños y planes relacionados con la música, y a la parte oyente de la sociedad, documentar los logros diarios alcanzados en la labor clínica.

Los dos días del Festival fueron organizados en forma de concurso, lo cual constituía un atractivo para el público.  De cerca de 100 candidaturas que llegaron a los organizadores, el jurado internacional seleccionó a 14 finalistas de todo el mundo: Australia, Polonia, Hungría, Ucrania Gran Bretaña, Portugal, Rumanía, España e Israel.

La composición por edades de los participantes fue muy amplia: de 8 a 69 años. Los participantes del festival presentaron sus capacidades vocales e instrumentales. Tocaron los instrumentos más conocidos, como: el plano, el violín, el saxófono y la flauta, como también los más exóticos: la gaita (un instrumento de viento del grupo de instrumentos de lengüeta). El repertorio presentado por los participantes fue muy  diverso, empezando por el repertorio clásico y terminando por los sonidos duros de rock.

Los laureados del Festival actuaron durante el Concierto de Gala en la sala de conciertos de  Witold Lutosławski de la Radio Polaca con la con la participación de los músicos de la Orquesta de la Radio Polaca bajo la batuta de  Krzesimir Dębski.  Los moderadores del concierto fueron  Agata Młynarska y Maciej Miecznikowski.

Durante el Concierto de Gala, junto con los participantes del Festival actuó un grupo de invitados especiales que sufren trastornos auditivos y que se dedican profesionalmente a la música. Se presentó una cantante conocida de Austria, Johanna Pätzold, que tiene el implante coclear, lo cual no le impide cantar la difícil aria de las Bodas de Fígaro. Los otros invitados fueron, entre otros: Karol Nowakowski, el primer paciente en el mundo con dos implantes de tronco cerebral, Maciej Miecznikowski, Grzegorz Wilk, Łukasz Żelechowski y Weronika Niczyporuk. Todos los invitados que cantaron o tocaron durante la gala final eran personas con problemas auditivos. Y en esto precisamente reside el fenómeno: hoy, tras el tratamiento, estas deficiencias no les impiden tocar, cantar e incluso crear y componer gran música. Este Festival es el lugar donde la música se une indisolublemente con la medicina. Es precisamente a la medicina y a su progreso a los que las personas sordas pueden agradecer la posibilidad de realizar sus sueños musicales. Gracias a ella, no tienen cerrado el camino para la escena musical e influyen de manera muy diversa en el desarrollo actual de la sociedad.