Nueva generación de implantes cocleares: un avance más en el tratamiento de la sordera

Home / Noticias / Nueva generación de implantes cocleares: un avance más en el tratamiento de la sordera

Nueva generación de implantes cocleares: un avance más en el tratamiento de la sordera

Nueva generación de implantes cocleares: un avance más en el tratamiento de la sordera

El 3 de marzo de 2015 (Día Internacional del Cuidado del Oído y la Audición) en el Instituto de Fisiología y Patología Auditiva en Kajetany, se celebró la primera en Polonia cirugía de inserción de un implante coclear de nueva generación que permite realizar la RM y, a continuación, monitorear los cambios que se producen en el cerebro tras la estimulación acústica y eléctrica. Su uso por primera vez en el tratamiento de sordera parcial de tal grado es la primera del mundo contribución científica y médica en la medicina contemporánea. Constituye un gran avance en el seguimiento de las alteraciones de la vía auditiva y algunas estructuras del cerebro. Esto brinda nuevas posibilidades terapéuticas, incluido el diagnóstico de cambios neoplásicos, vasculares y postraumáticos en la cabeza; permite también reducir los costes del tratamiento del paciente.

En práctica, esto significa la puesta en marcha de dos programas novedosos:

  • ”El primero en el mundo programa de investigación: estudio de la vía auditiva tras la cirugía de inserción del implante coclear de nueva generación en la sordera parcial”.
  • ”El primero en Polonia programa clínico: la aplicación novedosa de la nueva generación de implantes que permitan, tras su inserción, la realización libre del examen de resonancia magnética, se refiere a un grupo de pacientes menos numeroso pero muy difícil de diagnosticar, con distintos cambios congénitos o adquiridos, incluidos los cambios neoplásicos dentro de la cabeza”.

La cirugía de inserción de la nueva generación de implantes cocleares hace posible, por primera vez en Polonia, monitorear los cambios que se producen en la cabeza, incluida la observación del desarrollo o recaída de neoplasias, sin la necesidad de sacar el implante entero o algunas de sus partes antes del examen y su nueva implantación quirúrgica después de su conclusión. En la práctica clínica día a día, esto significa la puesta en marcha por primera vez en Polonia de un nuevo programa terapéutico denominado: “Las nuevas posibilidades clínicas en Polonia tras la inserción de la nueva generación de implantes cocleares”.

Esto hará posible:

  • detectar cambios neoplásicos, vasculares y postraumáticos en la cabeza, en función de las necesidades existentes;
  • monitorear neoplasias tratadas anteriormente con cirugía, quimioterapia o gammaterapia;
  • reducir los costes relacionados con la extracción quirúrgica del imán antes del examen de resonancia magnética (RM).

Con los implantes cocleares usados en la actualidad, una plena observación de los cambios en la cabeza está limitada y, muchas veces, es insuficiente para monitorear una terapia determinada.

El programa de tratamiento de la sordera total en niños y adultos fue implementado en Polonia hace 23 años. El 16 de julio de 1992, el prof. Henryk Skarżyński por primera vez en Polonia realizó una implantación coclear en una persona sorda. Esta cirugía pionera, no sólo ayudó a miles de pacientes con pérdida auditiva en nuestro país, sino también fue el inicio simbólico de la implementación del programa de tratamiento de la sordera total en el mundo contemporáneo.

En el 2002, por primera vez en el mundo, el prof. Henryk Skarżyński operó a un paciente con sordera parcial, restaurándole el 100% de comprensión del habla, gracias a una combinación de la estimulación auditiva por implante coclear en el rango de frecuencias altas y la audición normal que percibía solo frecuencias bajas. Antes de la operación, el paciente había podido comprender tan sólo un 15 – 17% de los sonidos que le llegaban al oído. Luego, en el 2004, el prof. Henryk Skarżyński operó al primer niño en el mundo con una lesión auditiva similar. Hasta la fecha, usando este método han sido operados casi 2000 pacientes con sordera parcial de varias edades, lo cual constituye el mayor grupo de pacientes curados en la medicina contemporánea. El tratamiento quirúrgico se realiza conforme al procedimiento quirúrgico de 6 pasos, elaborado por el prof. Henryk Skarżyński. En el 2010, publicó en una revista internacional la estrategia más reciente para el tratamiento de ese tipo de disfunciones auditivas. [1]

En el 2013, en colaboración con un grupo de expertos (van de Heyning P., Bélgica, Agrawal S., Cánada, Arauz S. L., Argentina, Atlas M., Australia, Baumgartner W., Austria, Caversaccio M., Suiza, de Bodt M., Bélgica, Gavilan J., España, Godey B., Francia, Green K., Inglaterra, Gstoettner W., Alemania, Hagen R., Alemania, Han DM., China, Kameswaran M., India, Karltorp E., Suecia, Kompis M., Suiza, Kuzovkov V., Rusia, Lassaletta L., España, Lefebvre F., Bélgica, Li Y., China, Manikoth M., India, Martin J., Inglaterra, Mlynski R., Alemania, Mueller J., Austria, O’Driscoll M., Inglaterra, Parnes L., Cánada, Prentiss S., EE.UU., Pulibalathingal S., India, Raine C. H., Inglaterra, Rajan G., Australia, Rajeswaran R., India, J. Rivas A., Colombia, Rivas A., Colombia, Skarżyński P. H., Polonia, Sprinzl G., Austria, Staecker H., EE.UU., Stephan K., Austria, Usami S. Japón, Yanov Y., Rusia, Zernotti M. E., Argentina, Zimmermann K., Cánada, Lorens A., Polonia, Mertens G, Bélgica) de todos los continentes, presentó un método de evaluación de los resultados obtenidos gracias a ese tipo de cirugías [2].

Dicho método actualmente permite comparar de forma objetiva resultados terapéuticos de distintos centros del mundo, así como definir nuevas tendencias en la tratamiento de diferentes tipos de lesiones auditivas.
Uno de los problemas más grandes de la civilización contemporánea es el envejecimiento de las poblaciones. Una mayor expectativa de vida implica una inevitable discapacidad fisiológica. En práctica, ahora que la audición se vuelve el fundamento del desarrollo de la civilización, esto significa que a una edad mayor casi 3/4 de la población requerirá un refuerzo de la percepción de sonidos presentes a su alrededor. Parte de esas personas podrán usar audífonos. Sin embargo, hay también un grupo enorme que no los acepta, o bien no saca ningún beneficio de las formas tradicionales de la aplicación de aparatos auditivos. La única posibilidad para ayudar a dicho grupo de personas es aplicar una combinación de la audición preservada con la audición generada a través del implante coclear equipado con un electrodo adecuadamente seleccionado. Tales electrodos han estado a nuestra disposición desde hace muchos años. No obstante, hasta ahora no sabíamos explicar el fenómeno clínico obtenido.

Hay ciertas discrepancias entre dicho fenómeno y la teoría de la audición por la cual en el 1961 el prof. Georg Von Bẻkẻsy recibió el Premio Nobel (Fig. 1.).

Fig. 1. Premio Nobel para el prof. Georg Von Bẻkẻsy

 

La explicación de este extraordinario fenómeno y el seguimiento de la disminución de la capacidad auditiva por envejecimiento de la vía auditiva es posible gracias a las últimas técnicas de imaginería médica. Uno de los métodos recién introducidos es la resonancia magnética funcional (RMf) (Fig. 2).

Fig. 2. Examen por medio de resonancia magnética funcional (RMf)

 

Durante este examen se puede acceder a las estructuras centrales del cerebro, incluida la vía auditiva. Sin embargo, esta técnica no puede emplearse todavía para examinar pacientes con implantes auditivos. Por ahora la podemos usar para examinar personas que pierden la audición con la edad y mientras empeora su audición, más problemas tienen con la comunicación. El estudio sobre este fenómeno nos ayudaría de manera importante a conocer muchos procesos que se producen en el cerebro, y la vía auditiva es la mejor ruta de acceso para investigarlos.

Entre las técnicas de imaginería médica del cuerpo humano, la resonancia magnética es la que mejor visualiza tejidos blandos, lo cual – al considerar que no es invasiva –  la hace una herramienta perfecta para visualizar el sistema nervioso central (el cerebro), entre otras cosas. La principal limitación de esta técnica es la exclusión de personas que llevan en su cuerpo implantes metálicos, marcapasos o prótesis ortopédicas. Algunos de esos objetos pueden examinarse en escáneres que generan campo magnético menos potente. Esta ha sido, hasta ahora, el caso de los implantes cocleares. En implantes auditivos usados hasta la fecha, se encuentran elementos que hacen imposible la realización de una RM con la intensidad de campo magnético de 3 teslas (Fig. 3.)

Fig. 3. Realización de una RM empleando una intensidad de campo magnético de 3 teslas.

 

El implante coclear se compone de dos partes. La parte interna implantada bajo la piel está formada por un electrodo en la cóclea, un procesador de señales, una bobina de inducción y un pequeño imán posicionador que permite fijar la parte externa del implante (colocada detrás de la oreja justo encima de la parte interna del implante) (Fig. 4). La parte externa consta también de una bobina de inducción y un pequeño imán, así como el procesador del habla ubicado en una pequeña carcasa con micrófonos y pilas incorporados.

Fig. 4. Tres tipos de implantes cocleares más populares en el mundo. Todos se implantan en Polonia en el Centro Mundial Auditivo.

En la nueva generación de implantes, la parte implantada bajo la piel está bien protegida contra la acción de un fuerte campo magnético generado por el escáner de RM de hasta 3T. Hasta ahora, el problema ha sido el imán colocado en una bolsa de silicona de la parte central de la bobina de inducción. El campo magnético producido por el escáner que está dirigido a lo largo del túnel en el que se encuentra el paciente, hace que la posición de ese pequeño imán se ajuste según la dirección del campo magnético que actúa sobre él.

Los aparatos de 3T son un estándar en muchos países desarrollados del mundo. En Polonia, los equipos más comunes usados para la resonancia magnética son de 1,5 T o menos, sin embargo, la situación va cambiando poco a poco y aparecen cada vez más equipos de 3T. El diagnóstico de diferentes cambios (incluidas las neoplasias o el hemangioma) o su monitoreo requiere exámenes más frecuentes y, por consiguiente, una frecuente inserción y extracción quirúrgica del imán en caso de un implante coclear tradicional. El implante de nueva generación es capaz de soportar el campo de 3T, lo cual disminuye considerablemente los costes del diagnóstico.

La fuerza, con la que gira el pequeño imán es tan grande que puede salir de la “bolsa” en la que se encuentra y alejarse del implante por debajo de la piel, por lo cual la parte externa del procesador del habla estaría mal posicionado y el implante no podría funcionar. Hasta ahora, la imagen por RM tenía que realizarse o bien en un campo magnético de <0.5T (que disminuía considerablemente la calidad de las imágenes obtenidas) o bien, antes del examen en los escáneres de 1.5T por ejemplo, requería una previa extracción quirúrgica del imán y, una vez concluido el examen, su nueva inserción quirúrgica en el implante. Era prácticamente imposible sacar imágenes en escáneres de 3T.

La nueva generación de implantes cocleares utiliza un imán e alineación automática que al ser introducido en el campo del escáner de RM puede posicionarse dentro de su “bolsa” hacia el campo principal del escáner, por lo cual la fuerza con la que el imán del escáner estará actuando sobre él se reducirá de forma radical. Tal solución permitirá realizar exámenes incluso en escáneres 3T. Por lo tanto, el paciente equipado con tal implante podrá aprovechar en plenitud los sistemas modernos de resonancia magnética, sin que sea necesaria una intervención quirúrgica. Obviamente, el imán generará ciertas interferencias en la imagen pero solo en el rango de 5 cm desde el imán.

El campo magnético potente del escáner sigue siendo un obstáculo en la activación del implante auditivo durante el examen y no permite realizar el examen de RMf con estimulación acústica debido al trabajo ruidoso del escáner. Tal posibilidad aparece cuando como vía de acceso se usa un estímulo eléctrico. Los problemas técnicos que perturban el funcionamiento del implante durante la RM tienen solución. Es el primero en Polonia programa de monitoreo del estado de la cabeza con la nueva generación de implantes auditivos.

Implantes cocleares de nueva generación insertados permiten realizar la RM y, a continuación, monitorear los cambios que se producen en el cerebro tras la estimulación acústica y eléctrica. Su uso por primera vez en el tratamiento de sordera parcial en tal grado es la primera del mundo contribución científica y médica en la medicina contemporánea en el mundo. Constituye un gran avance en el seguimiento de las alteraciones de la vía auditiva y algunas estructuras del cerebro. [3]

 

En práctica, esto implica la puesta en marcha de un

NUEVO PROGRAMA DE INVESTICACIÓN

denominado: “El primero en el mundo estudio de la vía auditiva tras la cirugía de inserción del implante coclear de nueva generación en la sordera parcial”.

El segundo uso novedoso de la nueva generación de implantes que permitan, tras su inserción, la realización libre del examen de resonancia magnética, se refiere a un grupo de pacientes menos numeroso pero muy difícil de diagnosticar, con distintos cambios congénitos o adquiridos, incluidos los cambios neoplásicos dentro de la cabeza.

La cirugía de inserción de la nueva generación de implantes cocleares hace posible, por primera vez en Polonia, monitorear los cambios que se producen en la cabeza, incluida la observación del desarrollo o recaída de neoplasias, sin la necesidad de sacar el implante entero o algunas de sus partes antes del examen y su nueva implantación quirúrgica después de su conclusión. (Fig. 5.)

 

En la práctica clínica día a día, esto implica la puesta en marcha por primera vez en Polonia de un

NUEVO PROGRAMA TERAPÉUTICO

 denominado: “Nuevas posibilidades clínicas en Polonia tras la inserción de la nueva generación de implantes cocleares”.

 

La nueva generación de implantes cocleares brinda nuevas posibilidades terapéuticas, las que permiten:

  • detectar cambios neoplásicos, vasculares y postraumáticos en la cabeza, en función de las necesidades existentes;
  • monitorear neoplasias tratadas anteriormente con cirugía, quimioterapia o gammaterapia;
  • reducir los costes relacionados con la extracción quirúrgica del imán antes del examen de resonancia magnética (RM).

 


Fig. 5. Implante de oído interno insertado

Con los implantes cocleares usados en la actualidad, una plena observación de los cambios en la cabeza está limitada y, muchas veces, es insuficiente para monitorear una terapia determinada (Fig. 6).

Fig. 6. Imagen de los cambios en la cabeza visualizados tras la implantación

 

La presentación del modo de acción del implante coclear SYNCHRONY y de dos programas pioneros:

  • ”El primero en el mundo programa de investigación: estudio de la vía auditiva tras la cirugía de inserción del implante coclear de nueva generación en la sordera parcial”.
  • ”El primero en Polonia programa clínico: la aplicación novedosa de la nueva generación de implantes que permitan, tras su inserción, la realización libre del examen de resonancia magnética, se refiere a un grupo de pacientes menos numeroso pero muy difícil de diagnosticar, con distintos cambios congénitos o adquiridos, incluidos los cambios neoplásicos dentro de la cabeza”

se dio durante la rueda de prensa del 3 de marzo de 2015 en la Agencia Polaca de Prensa.