El profesor Henryl Skarzynski distinguido por los niños

Home / Noticias / El profesor Henryl Skarzynski distinguido por los niños

El profesor Henryl Skarzynski distinguido por los niños

,

“Juro que voy a ser ameno y dar la alegría a los niños” – con estas palabras el profesor Henryk Skarzynski agradeció a los pacientes más jóvenes y a sus padres, reunidos en el Centro Mundial Auditivo en Kajetany durante la ceremonia de otorgarle el titulo honorario del Caballero de la Orden de la Sonrisa. El día 22 de septiembre del 2013 Marek Michalak, el Canciller del Capítulo Internacional de la Orden de la Sonrisa y el Defensor del Menor, le dio esta distinción especial, otorgada exclusivamente por los niños, al profesor Skarzynski. En la ceremonia estuvo presente la Dama de la Orden de la Sonrisa, la señora Henryka Krzywonos, el miembro del Capítulo Internacional de la Orden de la Sonrisa, la señora Anna Maria Wesolowska y la Secretaria del Capítulo – la señora Barbara Kolago.

Desde el primer Caballero de la Orden de la Sonrisa hasta hoy los niños han premiado a 900 personas de más de 40 países del mundo. Entre los Caballeros de la Orden de la Sonrisa figuran los personajes como: el Papa Juan Pablo II, el líder espiritual del budismo tibetano Dalái Lama, la Madre Teresa de Calcuta, Tove Jansson (la creadora de la familia Mumin) y Astrid Lindgren (la escritora de Pipi Calzaslargas), la reina de Suecia Silvia, la esposa del presidente Kwasniewski – Jolanta, la escritora Ewa Szelburg-Zarembina y muchas personas más.

El profesor Henryk Skarzynski es una parte de este distinguido grupo porque, como podemos leer en el Elogio: “Nosotros los niños, reunidos aquí, queremos agradecerle de una manera normal, la mejor de todas. Nuestros padres dicen que la audición es una base de la comunicación, pero la mayoría de nosotros no entiende esta palabra muy bien. Al mismo tiempo nos alegramos de poder hablar con los profesores en la escuela, jugar con nuestros amigos o cantar una canción. Es guay oír como ladre un perro y ver nuestra película favorita sin leer los subtítulos. Gracias a Su trabajo aprendemos otros idiomas y tocamos varios instrumentos, no sólo ponemos los nervios de nuestros padres de punta. Usted nos permite escuchar todo el mundo y por eso le agradecemos mucho. (…) Gracias por todos los cocleares en nuestros oídos y por las horas que Usted dedica a tratarnos. ¡Usted es el mejor Profesor de las Orejas!”

“Los niños no pueden defenderse, pero al mismo tiempo saben de estar muy agradecidos de una manera natural. Recibí más de 200 distinciones y premios, pero de todos ellos la Orden de la Sonrisa es la que tiene para mí una importancia especial” – dijo el profesor Skarzynski durante la ceremonia. “Desde siempre estoy tratando de lograr que el Instituto de Fisiología y Patología Auditiva que dirijo esté un lugar agradable para los pacientes más jóvenes, aunque como en cualquier hospital a veces los niños tienen que estar sujetos a algunos estudios u operaciones poco agradables. No quiero ser para ellos un desconocido en un guardapolvo blanco, sino un doctor quien siempre les sonríe. Por eso me alegro mucho de que los niños, al nombrarme para la Orden, me sonrían también. Les agradezco de todo mi corazón, y al mismo tiempo ellos apoyaron nuestra gran idea de tratamiento de los defectos auditivos” – dijo el profesor Skarzynski.

La idea de otorgar la Orden apareció en el año 1968 en la redacción del “Correo Polaco”, y fue inspirada por la entrevista con Wanda Chotomska en el quinto aniversario de la serie animada para los niños “Jacek y Agatka”, en el que la escritora contó una historia del niño del un hospital de rehabilitación cerca de Varsovia, quien quería otorgar alguna distinción de parte de los niños. Los periodistas decidieron que podía ser una iniciativa de los mismos niños para premiar el buen trabajo de los adultos, así que so convocó un concurso para el proyecto de la orden.

El otorgamiento del título del Caballero de la Orden de la Sonrisa al profesor Skarzynski fue acompañada por un picnic familiar con muchas atracciones para los más jóvenes: experimentos de física y química, demuestras de artesanía vieja, un puesto con vehículos y equipaje de policía, bomberos y ejército, juegos deportivos y concursos con premios. Hubo también un concierto de Majka Jezowska (también la Dama de la Orden de la Sonrisa) y el Conjunto Musical “Gaweda”. Hasta el tiempo típico para el otoño no pudo estropear a la buena atmósfera.