El Prof. Henryk Skarżyński, la persona más influyente de la medicina polaca

Home / Noticias / El Prof. Henryk Skarżyński, la persona más influyente de la medicina polaca

El Prof. Henryk Skarżyński, la persona más influyente de la medicina polaca

El Prof. Henryk Skarżyński, la persona más influyente de la medicina polaca

El Prof. Henryk Skarżyński, director del Instituto de Fisiología y Patología Auditiva,  ocupó el primer lugar en el ranking de las 100 personas más influyentes de la medicina polaca, organizado por la editorial del mensual “Puls Medycyny”. Es un éxito enorme, tanto más que el Prof. Skarżyński había sido ya ganador de la clasificación organizada el año pasado.

 El ranking de las 100 personas más influyentes de la medicina polaca fue organizado ya por la 14 vez. Por la tercera vez, “Puls Medycyny” seleccionó también a 100 personas más influyentes del sistema sanitario polaco. En esta categoría, la ganadora fue la Prof. Alicja Chybicka.

Nuestra Lista es creada una vez al año, y constituye una especie de  resumen de los acontecimientos y un barómetro de los ánimos.  Les pedimos a los miembros del jurado que evalúen los logros de la persona dada en los últimos 12 meses y su influencia positiva en el desarrollo de la medicina o en los cambios ocurridos en el sistema sanitario polaco. Gracias a esto, hay lugar para el subjetivismo de las opiniones con respecto a las decisiones organizativas o a los avances científicos. Tenemos asimismo la posibilidad de verificar cómo son evaluados los cambios sucesivos y si, en la opinión de la comunidad,  influyen positivamente en el servicio sanitario polaco – comenta Krzysztof Jakubiak, el redactor jefe de “Puls Medycyny”. La ceremonia, celebrada el 17 de enero de este año en el Hotel Bristol la dirigieron: Małgorzata Konaszczuk, redactora adjunta de “Puls Medycyny”, y Marta Markiewicz, redactora jefa de “Puls Farmacji”.

El elogio al Prof. Henryk Skarżyński lo pronunció el  Prof. Mirosław Ząbek, Jefe del Centro de Intervenciones de Neuroterapia de la Clínica de Neurocirugía CMKP del Hospital Regional de Bródno [un barrio de Varsovia-nota del traductor]. Dijo, entre otros:  “Es un gran honor para mí que pueda presentar a una persona tan excepcional, universal, dotada de muchos talentos y habilidades y, sobre todo, de unos rasgos de carácter inusuales,  que hacen que otra gente, habiendo puesto en el Profesor su confianza, sigue junto con él el camino que éste eligió hace más de 20 años. El Profesor Skarżyński no es solamente un médico extraordinario y estupendo, un cirujano, científico, inventor y gerente inigualable, hombre de gran corazón, sino también un poeta excepcional.  Gana los Récords Guinness inscribiendo sus logros en el gran Libro de los Récords. Es un personaje incomparable. Sabe demostrar que si se ama su trabajo, si  se termina cada cirugía convencido de que en caso de estar enfermo le gustaría estar operado así, si se tiene la pasión y la fe, se alcanzará el estado en el cual el pensamiento crea la realidad. Parece como si fuera suficiente pensar y ya se está cumpliendo. Pero no es así. Son necesarios un gran trabajo y una enorme determinación.  Es una persona que creó el centro más nuevo de este tipo en Polonia, y en el cual se está realizando a diario más consultas y más operaciones de mejora de la audición en el mundo. Es una excelente tarjeta de visita de nuestro país. Hace más de 20 años, empezó las excavaciones en un campo cerca de Varsovia, soñando con que apareciera allí un centro médico de nivel mundial. Parafraseando hoy la letra de la canción de Bracia Golec [los  Hermanos Golec] “aquí de momento está el rastrojo, pero estará San Francisco”, podemos decir que así ha sucedido.  Fue creado un gran centro médico europeo, mundial. El Profesor nos hizo comprender el valor único que tiene el don de la audición,nos reveló cómo la reducción del nivel de la audición, la hipoacusia o la sordera convierte a uno en discapacitado.  Nos mostró hasta qué punto otros sentidos sufren por el empeoramiento del oído. Nos reveló, por lo mismo, “el grito del silencio” que  afecta a las personas sordas, que,  al despertar, en vez de oír palabras, oyen el grito del silencio. Nos demostró también cómo, gracias a las operaciones por él realizadas, es posible recuperar la audición. Nos trasladó a nosotros, los oyentes, al mundo de los sordos, y a los sordos, al mundo de los oyentes.  A los oyentes, nos enseñaba, transformando las piezas de la música clásica en imágenes, cómo el hecho de cortar un fragmento de la banda de cierta frecuencia audible degenera lo que oímos. Cómo lo que oímos pierde el color. Pero enseñó también cómo, gracias a las cirugías que realiza, es posible recuperarse maravillosamente la audición.  Y qué asombrosa puede ser después la vida.  Es como si recuperáramos el sabor de los alimentos, sin que antes pudiéramos conocerlo.   

Fue el primero en esta parte del mundo quien empezó a realizar cirugías de implantes cocleares y  de implantes de tronco cerebral. Y uno de los mayores logros del Profesor ha sido la puesta en marcha del tratamiento de sordera parcial en adultos y, más tarde, en niños,  mediante la inserción de diferentes tipos de implantes cocleares. Como primero en el mundo logró conectar el oído natural con el oído eléctrico.  Además, fue el primero en el mundo quien introdujo la clasificación de los resultados de los pacientes con implantes. Llevó a cabo varias decenas de programas internacionales de investigación científica. Realizó programas de cribado auditivo en niños en cuatro continentes. Creó la primera en el mundo Red Nacional de Teleaudiología. El Centro que fundó cumple también el papel de un centro de didáctica y formación, en el cual formó a más de 4000 médicos jóvenes de todos los continentes. Es profesor de honor de universidades extranjeras, doctor honoris causa de tres universidades de Polonia. Condecorado en varias ocasiones: por el Papa, el Primado de Polonia,  el Cardenal Metropolitano de Varsovia, el Presidente de la República Polaca, el Primer Ministro, los Ministros de Salud, de la Ciencia y de Asuntos Exteriores, de Economía y Desarrollo Regional, por los ambientes médicos, como también por los representantes de otras naciones: por el Rey de Bélgica, los Presidentes de Georgia y de Ucrania, el Profesor es la tarjeta de visita de la medicina de nuestro país. Por eso, ¡quisiera agradecerte por el don de tu presencia en nuestra sociedad médica!”

Dando las gracias por la distinción, el Prof. Skarżyński no ocultó su conmoción: – Muchas gracias por tantas palabras afectuosas.  No he oído tantas cosas buenas de mí mismo a lo largo de todos los 25 años pasados de mi actividad. Aunque muchos han hablado bien de mí, el Prof. Ząbek ha encontrado unos detalles que yo mismo descubriré con gusto.  El hecho de que esté presente en los rankings desde su principio prueba que simplemente intento trabajar lo mejor que sepa y que pueda. El año pasado, que era para mí y para el equipo del Instituto el año de jubileo, fue particular. Hace 25 años, empecé la realización del programa de tratamiento de la sordera en Polonia, hace 20 años se fundó el Instituto de Fisiología y Patología Auditiva. Hoy no existe en Polonia otro centro que en un tiempo tan corto alcanzara una posición tan alta a nivel nacional y a nivel mundial, y el método creado por el  Prof. Skarżyński de tratamiento de la sordera parcial lleva en el mundo el nombre de “la escuela polaca de otocirugía”. Por eso, la distinción de hoy tiene para mí tanto valor.  Probablemente, Ustedes están esperando de mi un consejo sobre qué hay que hacer para hallarse dentro del tan honorable grupo de personas influyentes. Puede ser que les sorprenda a algunos de Ustedes, pero en los tiempos digitales de hoy, el médico no puede ser como el proverbial doctor Judym. Él no tuvo la posibilidad de calcular, pudo solamente dirigirse por el corazón. Hoy, sin olvidarse del corazón y de una actitud de empatía hacia el paciente, cada uno de nosotros, los médicos, tiene que calcular. Son nuestras decisiones las que determinan cómo vamos a aprovechar los recursos accesibles para ayudarles a los que más lo necesitan. El médico contemporáneo debe despertar la confianza, debe estar preparado  al enorme estrés que lo acompaña  y debe ser resistente al mismo, porque tiene una gran influencia en el entorno. En nuestros círculos hay muchísimos médicos que consiguen hacerlo. ¿Por qué?  Porque aman su trabajo, son sistemáticos y tienen una actitud muy seria hacia sus deberes.  Yo también, en cada situación posible, intento aportar  algo de valor de mismo para crear una imagen lo más positiva posible del médico y la mayor posible confianza en él.  Creo que cada uno de nosotros ha sido o será paciente y sin duda quisiera ser atendido por un médico en el cual tenga confianza. Y la confianza, pues, no puede comprarse.

Al terminar su discurso, el Prof. Henryk Skarżyński les deseó a los invitados que el año que venía tuvieran más éxitos, pero también más tranquilidad, prudencia y equilibrio a la hora de tomar las decisiones  importantes para el sistema sanitario.  – Sin la buena voluntad de la gente, su confianza y la convicción de que todos y cada uno de nosotros queremos que todo mejore, no podrá haber la mejora. Y, sin duda, todos queremos que el encuentro del año que viene de doscientos representantes  destacados e influyentes del servicio sanitario sea igualmente alegre que el anterior – dijo el Prof.   Skarżyński. Para terminar, les dejó a los reunidos un legado valioso en verso:

Creo que saben Ustedes perfectamente

Que en la medicina polaca muchos éxitos aparecen

Bastantes de estos logros están reconocidos mundialmente

Y ¡de nosotros depende si la  memoria de ellos no se desvanece!

Los líderes de este año son unas personas inusuales, grandes personalidades. “Y, al mismo tiempo, son unas personas simpáticas, cordiales que, a pesar de estar sobrecargadas de sus obligaciones, siempre encontrarán tiempo para los demás. Su profesión  la ejercen como una misión de su vida. Y tienen la suerte de que sus deberes diarios sean al mismo tiempo su pasión” – dijo la secretaria del concurso, Monika Wysocka.

Los ganadores de las ediciones anteriores fueron: Jolanta Kwaśniewska (2 veces), dr Marek Balicki (1), Prof. Zbigniew Religa (3), Ewa Kopacz (3), Prof. Marian Zembala (3), Prof. Jacek Jassem (1) Konstanty Radziwiłł (1), Henryk Skarżyński (1).